Exfoliantes naturales para cuidar nuestra piel y conectar directamente con el autocuidado y la capacidad infinita de amarnos.

 

 

Qué lleva?

 

-Sal negra del Himalaya: Conocida como KALA NAMAK, es muy rica en hierro, azufre y magnesio. Fortalece el cabello, combate el estreñimiento y las indigestiones o hinchazón abdominal.

Contribuye a mantener la piel suave y radiante por el azufre y el hierro. Se utiliza mucho también para curar las grietas de la piel, esguinces o incluso verrugas.

Es un perfecto desintoxicante natural.

 

-Aceite de almendras: hidratante, antiinflamatorio, revitalizante y regenerador.

 

-Aceite de pepita de uva: ralentiza el envejecimiento de la piel por sus antioxidantes, seboreguladoras y da tono y firmeza a la piel.

 

-Aceite esencial de lavanda:  Se le atribuyen propiedades relajantes y calmantes y es un buen aliado a la hora de relajarse y dormir mejor.

También tiene propiedades antibacterianas y antimicóticas. Se usa para cicatrizar heridas y quemaduras y también para tratar picaduras de insectos, dermatitis, caspa, hongos y verrugas. Es antiespasmódico, así que también sirve para tratar infecciones leves de garganta y bronquios; es antiinflamatorio, regenerador y muy adecuado para los problemas de acné.

Además de aportar CALMA a todo nuestro organismo.

 

-Lavanda en flor: En la antigüedad ya la usaban muchísimo. Los romanos la usaban en rituales y como ofrendas para sus dioses, pues sabían de sus propiedades curativas. Ayudan a las personas a la sanación espiritual, a liberar bloqueos personales y también a afrontar los temores o miedos que pueden tener en la vida además de limpiar el hogar de energías negativas.

 

-Piedra: totalmente personalizada.

Exfoliante Sal negra del Himalaya

15,00 €Precio